Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 11 de febrero de 2013

Idi Amin Dada, presidente y carnicero a tiempo completo


Se habla mucho de los dictadores occidentales que todos conocemos. El ejemplo de ello sería ese tipo de bigote ridículo que gritaba mucho y que respondía al nombre de Adolfo, pero quiero hacer un hueco en el blog a todos aquellos gamberros que por no protagonizar infinidad de películas de Hollywood no son recordados como debe ser.
Estrenamos nueva sección, y como ya había amenazado avisado en otro post , esta la he bautizado como "Los chicos más populares (y con el falo más grande) del Insti".
Para inaugurarla hoy nos acompaña un tipo grande en tamaño (el de su falo era descomunal) y en ambiciones, de lo más profundo del África misteriosa, titular indiscutible del equipo de los chicos malos, su nombre completo era:
"Su Excelencia el Presidente Vitalicio, Mariscal de Campo Dr. Idi Amin Dada, VC, DSO, MC, Señor de Todas las Bestias de la Tierra y Conquistador del Imperio Británico en África en general y de Uganda en particular", pero le llamaremos Idi Amin porque de lo contrario me cancelarían la cuenta del blog por exceso de datos.
Menuda percha tengo. ¡Muérete de envidia, John Galliano!

No se sabe a ciencia cierta su fecha de nacimiento, así que propondremos la de 1925, en una aldea remota de la actual Uganda. Una infancia poco feliz, pobre, su padre fue a comprar tabaco y no volvería, su madre dedicada a las labores de brujería...Criado en un ambiente musulmán, creyente acérrimo de la poligamia (punto que aclararé más adelante) e ignorante del mundo de las letras en general.
Crece grande y fuerte como un roble y dado que tenía las mismas aptitudes culturales que la mona Chita decide a sus 20 años enrollarse en uno de los regimientos que tenían los británicos en sus colonias para tener entretenidos a sus súbditos africanos. Sorprende por su envergadura y consigue ser el campeón de los pesos pesados de boxeo durante años y reparte leña en un equipo de rugby. No sabía escribir su nombre ni como era el funcionamiento de una cuenta bancaria, pero aprendería muy bien tal como veremos más adelante.
Empezó como pinche cocina, pero pasan los años y como los británicos tenían mucho trabajo lidiando con distintas rebeliones en el continente, echan mano de Idi Amin y empieza a despuntar como buen soldado. Así que lo envían a estudiar y a hacer un curso de paracaidismo en Israel.
"Ríete, ríete, como te enganche una hostia  bofetada te reviento"

Era tan bueno que los prisioneros que caían en las manos del bueno de Idi  entendían que era mejor colaborar por las buenas o... perderían sus testículos. Pero estando en Kenia  se le fue la mano al disparar y mutilar a unos campesinos que seguramente desconocían la mala baba de Dada cuando no había desayunado bien. Imponiendo el orden no tenía par, pero sus superiores blancos querían hacerle un consejo de guerra, la envidia es así de cochina y el no comprender los métodos de la vieja escuela de nuestro protagonista.
La casualidad le brinda una oportunidad de carajo oro, llegan los aires nuevos de la descolonización y el presidente del nuevo país, Dr Obote, no quería perder a uno de los dos únicos oficiales negros que tenía el ejército, a pesar de recibir un whatsapp avisando del peligro del anterior gobernador británico:
"Cuidado con este tipo, le gusta más torturar que follar copular, los complots y echarle la mano a la caja de caudales", "y no te olvides de pasarme aquellas fotos de la última borrachera en la Embajada".
Como suele pasar en otros artículos y para comprender un poco más esta interesante biografía, tengo que meter unos truños datos (h) istóricos:
*El país que conocemos como Uganda se independizó del Reino Unido en el año 1962, bajo el mandato (protocolario) de un rey y un jefe de gobierno. Como cualquier país normal, pero la diferencia al igual que la mayoría de los países independizados africanos, era la complejidad de mantener a distintas etnias y sus 40 idiomas conviviendo en felicidad y alegría.*
Así que Idi Amin y el flamante presidente Obote se hacen amigos, se añaden en el Facebook, escriben en el Twiter de cada uno en plan amistad eterna y se beben las cervezas en el bar mientras ven el fútbol.
Y también traficaban con armas a espaldas del Gobierno, haciendo un dinero que desviaban a cuentas suizas  (¡qué originales!).
Cuando el Parlamento y el Rey preguntaron por estos turbios negocios, ellos respondieron de la mejor forma posible: derrocando al Rey, disolviendo el Parlamento y proclamando una nueva Constitución.
Por supuesto sacaron numerosas fotografías y se etiquetaron:
"Dada y yo quemando el palacio real", "Obote disolviendo el Parlamento", "Cerrando un negocio con rebeldes congoleños", "masacrando a 15,000 personas de la etnia del rey depuesto", etc...
Notificación Facebook: Obote ha sido etiquetado en esta fotografía

Parecía que esta amistad sería para siempre, pero Obote empezó a sospechar de las intenciones de su amado colega. Dada reclutaba a soldados afines a su etnia, desviaba dinero del Ministerio de Defensa a su propio bolsillo y quizás lo que más le molestó, estaba involucrado en un intento de asesinato hacia su persona. Así que decide sustituirlo como Jefe de las Fuerzas Armadas y mantenerlo bajo arresto domiciliario.
Corre el año 1971 y tiene lugar una reunión de presidentes lejos de Uganda así que Obote le manda un whatsapp a Idi:
"Tengo que ausentarme del país durante unos días. No cometas ninguna tontería que no puedo hacer nada para arreglarlo".
Por supuesto que Idi Amin, ese analfabeto que era capaz de hablar 10 idiomas y abrir múltiples cuentas bancarias en Suiza, organizó un golpe de Estado y se quedó de jefe absoluto.
Juro por mi nueva constitución hacer lo que me salga de los huevos pies

Se presentó al pueblo como un Mesías, liberándolos del yugo opresor del anterior presidente, ¡menudo ladrón estaba hecho!. Liberó a unos cuantos presos políticos (que ayudó a meter en prisión anteriormente), se acercó al Reino Unido e Israel (sobre todo para comprar armas), permitió el regreso del cuerpo del difunto Rey exiliado (el mismo qué había derrocado) e incluso parecía una persona razonable. Lo parecía porque ese buen rollito Zen le duró unas semanas...
Y aquí comienza ese período de esplendor (negro) que cubrió a toda Uganda durante 8 años:
                                          *LISTA DE TAREAS COMO PRESIDENTE*
Asesinar  retirar a todo aquel perteneciente a la tribu de Obote, no creo que me acepten como jefe
Masacrar  procurar hacer desaparecer a los militares de la guardia presidencial, no son de la etnia del anterior presidente, pero tampoco son de la mía.
3º Cambiar de amigos en política internacional. Ahora está en boga ser amigo de la URSS, la RDA y Libia.
4º Rodearse de chicas guapas deseosas de mi cuerpo. Bueno, lo normal es matar a sus novios/maridos para que estén disponibles, pero es que soy un romántico a la antigua usanza.
5º Expropiar las propiedades de los habitantes de origen asiático y repartir sus bienes entre mis amigotes. Tengo a tantos agregados en el Facebook que no sé que hacer con ellos.
6º Pedir a mis nuevos amigos de la RDA que entrenen a mi policía política. Los agentes de la Stasi son unos hachas, seguro que hacen un buen trabajo.
7º Echar la culpa de todos los males del país a los anteriores colonos británicos, a los europeos, a todos los blancos del planeta, a Heidi, a los Power Rangers, a Rajoy y todo aquel que no sea yo.
8º Dar de comer a mis cocodrilos con los cadáveres de todo aquel inocente que mis chicos de la policía política crean que es culpable. Que no se diga que no soy un amante de los animales.
                                                              **************
Por este cuerpazo se mueren las mujeres (y sus maridos)

Parece exagerado lo que he escrito, pero la realidad superó a la ficción con creces. Recordemos que en un principio sus locuras provenían de esa lucha ancestral entre tribus: que si hace 200 años nos robasteis el ganado, que vuestras chozas son un insulto a la arquitectura y al buen gusto, que si somos musulmanes y vosotros cristianos...pero degeneró en una vorágine de terror donde nadie se podía sentir a salvo. Incluso una de sus mujeres sufrió un escarmiento: la mandó matar, descuartizar, meter en el maletero de un coche y a su vez dejarlo aparcado en el garaje de un médico para echarle la culpa de todo (el punto 6º de su agenda).
De boda con mi 4º ó 5º esposa, ya ni me acuerdo
 Y el punto 4º lo llevaba a rajatabla, se calcula que entre sus mujeres (era polígamo) y amantes oficiales tuvo unos 40 hijos, siempre llevando en brazos a uno de los pequeños, todo un padrazo... también por el consejo de una bruja que se lo recomendó para evitar atentados y otras fechorías.
Estoy a salvo del mal de ojo. ¡Bendita medicina tradicional!


Los petrodólares de Gadaffi mantuvieron a duras penas la maltrecha economía del país, quizás la idea de colocar a tus amigos del Facebook como responsables de todas las empresas del país no fue la mejor.
Expulso a los asiáticos de Uganda y me quedo con  sus negocios,  soy un  As de las finanzas
Pero que nadie pueda decir que carecía de sentido del humor, cuando el Parlamento británico anunció que atravesaban por una crísis económica el bueno de Idi realizó una colecta pública y mandó el dinero recaudado junto con un par de sus botas viejas para la Reina Isabel, para que no lo pasara mal.

Pero será por el punto 8º de su agenda por lo que será recordado, un genocida de su propio pueblo. Se calcula que bajo su mandato murieron unas 500,000 personas, en muchas ocasiones ejecutadas en riguroso directo por la Tv. pública o en una de sus numerosas visitas por los cuarteles para elevar la moral de la tropa. Tal era la cantidad de muertos que ni los cocodrilos podían acabar con todos, un ejemplo de ello fue como las turbinas de una central hidroeléctrica se atascaron con los cuerpos de los desafortunados.
Y muchos se ganaron unos dólares con una nueva ocupación, "encontrar cadáveres". Por una cuota, que variaba dependiendo del nivel del difunto, el trabajador (que seguramente colaboró en su desaparición) llevaba el cuerpo a su familia.
¿Es cierto que Idi Amin practicaba el canibalismo?, siempre son las malas lenguas las que se dedican a lanzar esa clase de bulos, ¿porque reconoció en un par de ocasiones que la carne humana era un poco salada y que había que comerse a los enemigos antes de que ellos te coman a ti?
"¿Caníbal?, ni caso a esas tonterías (qué ricas están las costillas de niño)"

A la gente le gusta criticar por criticar. Porque el Señor de todas las Bestias siempre estaba de viaje por el país intentando arreglar los problemas  de sus ciudadanos:
- ¿Qué necesita este pueblo?
º Un hospital no estaría mal, amado Presidente
- ¡Pues venga!, ¡qué construyan dos!
º  Pero amado Presidente, no hay dinero.
- ¡Pues se emiten más billetes, copón!, menos mal que estoy de jefe que si no....
Con una inflacción que rayaba lo imposible y con el ambiente un poco caldeado por sus constantes matanzas, cualquier dictador tiene dos posibilidades de desviar la atención de los parroquianos para que no lo derroquen: ganar un campeonato mundial de fútbol o declarar la guerra a un país vecino.
Como el equipo de fútbol de Uganda  era una mierda  no destacaba demasiado y tenía el típico vecino cansino (Tanzania), Idi decidió invadir un territorio que no era suyo, pero como tenía unos cojones ideales enormes le importó bien poco. También porque contaba con tropas de su amigo Gadafi, que fueron los que se llevaron todos los palos cuando las tropas tanzanas decidieron repartir hostias mamporros ante la invasión.
Notificación Facebook: Se ha etiquetado a Idi Amin, Hafez Al-Assad y Gadafi
 Las tropas de Idi se dedicaron a escapar, incendiar poblados, violar mujeres y robar lo que podían. Con las tropas tanzanas marchaban distintas facciones ugandesas que habían escapado del país y esperaban la oportunidad de introducir algo elemento fálico por el ano del Presidente Vitalicio. En una de esas facciones se encontraba... el señor Obote, muy cabreado y con ganas de revancha.
Así que esta fue la última ocurrencia de Idi Amin, las tropas tanzanas llegaron hasta la capital y al comprobar que el excampeón de boxeo se había escapado con el rabo (su desproporcionado falo) entre las piernas entregaron el país a las diversas facciones de la oposición.

¡Qué vengan los tanzanos! Yo solo me basto para machacarlos
Idi Amin encontró acomodo en Arabia Saudí, después de estar una temporada en Libia, con la única condición de que no hiciera tonterías políticas y mantuviera la boquita cerrada. Murió plácidamente en un hospital rodeado de una de sus múltiples esposas y alguno de sus hijos.
No fue reclamado por ningún tribunal internacional, ni las calles de las capitales europeas se llenaron de furiosos manifestantes perroflaúticos pidiendo su cabeza, a nadie le importó. Y ya lo dijo el presidente tanzano (ese vecino cansino): "Occidente debe pensar que si es negro el que mata a otros negros está bien hecho".


P.D. Obote y demás asociados se pelearon durante años por el poder que había quedado vacante tras la marcha de Dada. Sumieron al país en una hambruna y depresión económica sin igual y  nadie en Occidente se molestó en preguntar. Recordemos las palabras del vecino cansino: "son cosas de negros"

3 comentarios:

  1. Jajaja...muy bueno :), eso de que no se manifestase nadie, es por lo de siempre, una pequeña variante de la frase del presidente tanzano, si matas y dices que lo hace "el Pueblo" mola más...no es como si uno mata por una pérfida compañía frutera :D, dónde va a parar...

    ResponderEliminar
  2. El mundo… Y especialmente África, está lleno de entrañables personajes… El próximo sobre Pol Pot “¡Yo no sabía nada de nada!”

    ResponderEliminar
  3. * Cuando matas, estando en contra del mundo Occidental Imperialista, es justificable e incluso necesario
    * Pol Pot y la excusa de "es mi primerito día"

    ResponderEliminar